Agraria.pe | Desarrollan tecnología infrarroja para mejorar gestión del riego en cultivos
05 DE NOVIEMBRE 2018 | 09:00 POR: Edwin Ramos

Asociación entre el Centro Internacional de la Papa, INIA y la UNALM

Desarrollan tecnología infrarroja para mejorar gestión del riego en cultivos

Image

Con estos instrumentos, se podría ahorrar hasta un 40% en el uso del líquido elemento. Se busca masificar su uso en el largo plazo con el apoyo de las entidades del Estado. 

(Agraria.pe) Utilizar imágenes térmicas para conocer el estado fisiológico de las plantas y gestionar de mejor manera los recursos dedicados a los cultivos. Con esa idea, el Centro Internacional de la Papa –CIP, ha desarrollado en los últimos tres años un proyecto con la idea de alcanzar a los agricultores una tecnología que les permita establecer mejor sus calendarios de riego. 

David Ramírez del laboratorio de ecofisiología de cultivos y modelación de la entidad, explicó que “estas tecnologías están basadas en el comportamiento fisiológico de las plantas. Toman como variable referente la conducta estomática que es el intercambio de gases entre plantas por medio de los poros en las hojas. Cuando se encuentran bien abren esos poros y la planta transpira, se refrigera y esa disminución de temperatura podemos capturarla con imágenes térmicas”. 

Para este fin utilizan un medidor de fotosíntesis portátil y cámaras infrarrojas. El desafío es que cada vez más actores locales como investigadores, profesionales relacionados a la agricultura y profesores conozcan de su uso. Por ello, el CIP desarrolló un taller de capacitación con especialistas del Senamhi, así como profesionales de universidades de Lima y provincias. 

Desde luego, la meta a mediano y largo plazo es que en una siguiente etapa del proyecto, esta tecnología llegue a los pequeños productores, quienes podrían realizar la toma de imágenes térmicas con sus propios teléfonos celulares. Ese paso dependerá de los buenos resultados que se logren en esta fase inicial. 

“El proyecto ha durado tres años, empezó a finales de 2015, y hemos logrado generar un software que nos permite analizar las imágenes térmicas. Un segundo producto es un modelo matemático para el usuario final que permite saber cómo están las plantas y modelizar el comportamiento. Una siguiente fase, calculo que en otro proyecto de tres años si conseguimos financiamiento, es que esta tecnología se transfiera luego de ser capturada por celulares y drones. Ahí podría masificarse”, refiere el especialista. 

Agrega que con este avance se ha comprobado que se logra un ahorro de casi 40% en el uso de agua de riego para el cultivo. Además, la iniciativa incorpora riego por goteo, lo que es un avance frente al riego por gravedad que suele desperdiciar agua.

Si bien el proyecto se ha desarrollado en Lima, puede muy bien calibrarse según las variables fisiológicas de los cultivos y climas de otras regiones del país. De la misma manera, con este conocimiento se podrá tener mejores indicios sobre cuándo aplicar nutrientes y medidas correctivas en caso de enfermedades o plagas que afecten al cultivo. 

Ramírez pone en relieve que será necesario que los gobiernos locales ayuden con la difusión de esta tecnología para que no se quede solamente como un intento aislado, ya que el agricultor debe interesarse con incentivos para el ahorro de agua a través de multas por el desperdicio de este elemento vital para la agricultura. 

Por su parte, Javier Rinza, asistente de investigación del proyecto, refirió que en principio la tecnología se ha estandarizado para la papa, pero puede adaptarse a cualquier cultivo creando los protocolos para las mediciones correctas. 

“Esta metodología ha sido adaptada de otros ambientes más desérticos como Inglaterra, Israel, los hemos tomado como fuentes. Estamos recibiendo muchas preguntas de cómo llevarlo a la sierra, eso va a ser un reto, pero se puede adaptar para otras condiciones. Buscamos hacer un aporte a la sociedad, resolver el tema del control de cultivos. Podemos ahorrar mucha agua con esto; hoy los cultivos se riegan sin control e incluso pueden ocasionar plagas, como en la papa que es sensible al riego”. 

Datos:

.La información sobre estos avances se dio a conocer durante el Curso-Taller “Monitoreo de rasgos funcionales en los cultivos para la detección de estrés temprano: la conductancia estomática y la termografía infrarroja como herramientas clave de medida”, realizado del 29 al 31 de octubre en la sede central del CIP en La Molina. 
.El proyecto, que requirió una inversión de 2 millones de soles por tres años, fue canalizado por el INIA a través del Programa Nacional de Innovación Agraria –PNIA con fondos del Banco Mundial. 
.La Universidad Nacional Agraria La Molina participó como socio estratégico del CIP. 

Comentarios:
Etiquetas: