Agraria.pe | Estudio señala que la agricultura orgánica no es la panacea
16 DE MAYO 2018 | 10:05 POR: Agraria.pe Redacción

De la Universidad de Göttingen, Alemania

Estudio señala que la agricultura orgánica no es la panacea

Image

Observan que ese tipo de agricultura requiere demasiada tierra cultivable por sus rendimientos más bajos y no es sostenible frente a los desafíos alimentarios globales. 

(Agraria.pe) Un estudio de la Universidad de Göttingen en Alemania ha comprobado que solo la combinación de técnicas de cultivo biológicas y convencionales puede garantizar una agricultura sostenible a nivel mundial.  Señala que hay que ir a un nuevo paradigma de la agricultura para el desarrollo. 

Los científicos estudiaron el impacto de la agricultura biológica en el medio ambiente, el clima y la salud en diferentes partes del mundo. Descubrieron que cultivar alimentos biológicos requiere demasiada tierra cultivable para tener un impacto positivo en la biodiversidad global. Los resultados han sido publicados en la revista Annual Review of Resource Economics. 

La agricultura ecológica (también llamada orgánica o biológica), es un sistema de cultivo de una explotación agrícola autónoma basada en la utilización óptima de los recursos naturales, sin emplear productos químicos sintéticos, u organismos genéticamente modificados (OGMs) —ni para abono ni para combatir las plagas—ni para cultivos. De esta forma obtiene alimentos orgánicos a la vez que se conserva la fertilidad de la tierra y se respeta el medio ambiente. Todo ello de manera sostenible y equilibrada. 

En comparación con la agricultura industrial, el cultivo de alimentos biológicos generalmente se percibe como más adecuado para los seres humanos, los animales, el medio ambiente y el clima. Estudios anteriores han certificado que la agricultura biológica trae consigo una mayor biodiversidad y una menor contaminación en el campo, en comparación con la agricultura convencional.  La nueva investigación ha estado orientada a determinar si la agricultura biológica puede considerarse sostenible en el contexto de los desafíos mundiales. 

150 estudios y meta-análisis 
Eva-Marie Meemken y  Matin Qaim, ambos de la Universidad de Göttingen, desarrollaron alrededor de 150 estudios individuales y meta-análisis sobre los efectos de la agricultura biológica en diferentes partes del mundo. Demostraron que los alimentos biológicos no tienen un efecto diferente en la salud, en comparación con los productos de la agricultura convencional. 

Los científicos también descubrieron que los beneficios de la agricultura ecológica para el medio ambiente y el clima no se aplican si los efectos se comparan por unidad de producto, en lugar de por hectárea de tierra cultivable. 

Los productos biológicos requieren más tierra cultivable que la misma cantidad de productos convencionales debido a los rendimientos más bajos. Por lo tanto, las ventajas ambientales y climáticas de la agricultura orgánica están relativizadas e incluso revertidas para algunos parámetros, según los investigadores. Añaden que en caso de una incidencia climática, la seguridad alimentaria puede verse amenazada. 

"Los diferenciales de rendimiento deben tenerse en cuenta a medida que la demanda mundial de alimentos continúa creciendo", explica Qaim, en un comunicado de la citada universidad. 

"Hasta ahora, solo el uno por ciento de la tierra cultivable en el mundo se gestiona de acuerdo con las normas de la agricultura ecológica. Si en el futuro se quiere alimentar al mundo con productos biológicos, se necesitaría mucho más espacio, lo que sería posible solo a expensas de los bosques y de otros hábitats naturales”, añade.

Agricultura combinada 
Además, los alimentos biológicos no son aptos para la seguridad alimentaria en los países en desarrollo, ya que son considerablemente más caros que los productos convencionales. "Difícilmente hay un mercado para los productos biológicos en los países en desarrollo que sustituyan a los alimentos básicos indígenas, debido a los bajos ingresos", precisa Meemken. 

Los autores del estudio llegan a la conclusión de que, aunque la agricultura orgánica es ventajosa en ciertas situaciones, no puede considerarse como un modelo para la agricultura y la seguridad alimentaria sostenibles a nivel mundial. Tampoco la agricultura con alto uso de productos químicos sirve como modelo para la sostenibilidad. 

"Necesitamos sistemas productivos y amigables con el medio ambiente. Para desarrollar tales sistemas adaptados localmente, se requiere la combinación inteligente de métodos de agricultura biológica y agricultura convencional, también teniendo en cuenta tecnologías completamente nuevas ", añadieron Meemken y Qaim. 

Fuente: tendencias21.net


Comentarios:
Etiquetas: